3.2.- Qué tipo de ahorrador eres




Como ya adelantábamos en el apartado anterior, estamos viviendo un periodo en que las aguas económicas se encuentran revueltas. Es, por tanto, un buen momento para ponerse al día y hacer los deberes para poder cruzar el río sin que le salpique la inflación y no se choque con cierto productos malvados que nos puedan ofrecer en nuestros bancos.


En muchos casos nuestra voluntad de ahorro se verá frustrada por gastos imprevistos que vayan surgiendo a lo largo de nuestra vida como Ahorrinversores (Ahorradores e inversores). Es posible que tengamos que hacer frente a alguna factura con la que no contábamos, una reforma en casa o un viaje. Es por eso por lo que hay que DIVERSIFICAR.

Diversificar implica separar nuestro dinero en montones, de forma que lo que estemos haciendo en uno de ellos no le afecte si retiramos dinero del que se encuentre a su lado. Los montones se realizan en función de las variables espacio-tiempo.

Tiempo. Debemos planificar nuestra cartera de ahorrinversión para que, si nos surge algún imprevisto, o si simplemente queremos retirar una cantidad periódica de ellos, podamos hacerlo sin que ello suponga una pérdida sobre la cantidad total. Al mismo tiempo se elegirán productos que tengan perspectivas de alcanzar las deseadas en el plazo establecido.

Espacio. La correlación que existe entre nuestras ahorrinversiones es la seguridad que nos ofrece el tener dos productos financieros en los que ambos productos obtienen beneficios cuando el otro no funciona bien. En resumen, es como si siempre ganáramos la apuesta gane, pierda o empate nuestro equipo. Del mismo modo implica tener productos buenos y diversos, de forma que se obtenga pequeños beneficios parciales que en su totalidad hagan crecer la cantidad total de nuestra ahorrinversión.

Tenemos ya 4 VARIABLES -inversión, ahorro, tiempo y espacio- como punto de partida. Para poder hacer una correcta combinación de ambas, es necesario hacer un análisis de tus preferencias personales. ¿Te gusta mucho el riesgo o prefieres estar seguro? ¿Cuánto es el capital del que dispones? Y más importante, ¿cuáles son tus objetivos para ese dinero?


Por ejemplo: 6 meses de ingreso, en ahorro para hacer un fondo de seguridad para eventos trascendentales en la vida (como tener un hijo, un gran viaje o hacer frente a una baja por enfermedad) y una inversión de largo plazo para tu retiro. Dependiendo de tu perfil e intereses, podrás desarrollar una estrategia que los combine para maximizar los beneficios sin que ello suponga una disminución de la cantidad inicial desde el momento en que comenzaste tu ahorrinversión.


3.3.- Su perfil en función de sus ahorros