1.2.- La Crisis de la deuda soberana europea


1.2.1.- Origen

La crisis comenzó en Grecia con la difusión de rumores sobre el riesgo de cese de pagos de su Gobierno. Se hizo público que el Gobierno griego, durante años, había asumido deudas arriesgadas y había llevado a cabo un gasto público descontrolado, contraviniendo los acuerdos económicos europeos. Al mismo tiempo comenzaba a gestarse una crisis financiera global y un ambiente de desconfianza crediticia generalizada, por lo cual los inversores exigieron que Grecia pagara tasas más altas para financiarse. 

En mayo de 2010, entre la falta de acuerdos entre la economía líder, Alemania, y el resto de países miembros, se produce el rescate de Grecia para evitar un efecto de contagio a otros países con economías poco estables, como Portugal, Irlanda, Italia y España. Al mismo tiempo, los países europeos adoptaron sus propios planes de ajuste de sus finanzas públicas, inaugurando una era de austeridad en todo el continente. 

1.2.2.- Causa 

La crisis de la deuda soberana ha sido causada por una combinación de factores complejos. En nuestro caso lo más doloso fueron las fáciles condiciones de acceso al crédito durante el periodo 2002-2008 que impulsaron prácticas de préstamo y endeudamiento arriesgados, las burbujas inmobiliarias que al final de este término estallaron. En la actualidad, nos encontramos en el foco de los problemas financieros debido al tratamiento utilizado por varios países para rescatar a sus instituciones bancarias en problemas y asumir las deudas privadas socializando las pérdidas.