Merkel a Rajoy: cómase su propio desastre


“Yo no actúo bajo presión, excepto si es de Maricospe o de mis barones favoritos, de banqueros o de empresarios monopolistas amigos de Montoro”. ¡Así se habla Presidente, que se enteren loseuropeos! Pero como en Bruselas son unos desconsiderados y no digamos la señora Merkel que además es una hereje, le darían a Rajoy un portazo en toda la barba: “¿No dice que no necesita rescate? Pues que bien, porque nosotros ya no queremos rescatarle, así que búsquese la vida solito. Nada de recapitalizar directamente sus bancos, hágalo usted si es que desea mantener toda la basura abierta y arregle como le venga en gana el desastre descomunal que tiene montado en su país”. Pero Rajoy es inasequible al desaliento, así que va y nos dice: “La cumbre de Bruselas ha sido un éxito para España”. Y uno primero se queda mudo de asombro y después se pregunta: ¿Este señor es tonto de concurso o solo se lo hace?

La canciller Merkel parece que quiere repetir la operación de agosto 2011, que le saldría bordada. Remontémonos a julio 2011: los mercados se cierran para España sin previo aviso, y nos ponen al borde de la suspensión de pagos, apenas quedaba dinero para un mes. El indigente mental entra en estado de pánico y llama a Rajoy, y desde entonces se harían más amigos que Zipi y Zape. Tanto que en los meses siguientes se llamarían dos o tres veces al día, como auténticos enamorados y, al final, el indigente recibiría de Rajoy la Gran Cruz de Isabel la Católica en reconocimiento a su gran labor de Gobierno. Juntos deciden enviar un SOS al que Merkel y Sarkozy, atrapados hasta las cejas en España, responden encantados. El BCE empezará a comprar deuda y facilitará liquidez a los bancos al 1% y a tres años. Ustedes a cambio tienen que prometer ser buenos y reducir el déficit.

El indigente y Rajoy casi se ponen a llorar de emoción y, en cuanto al déficit, están dispuestos a modificar la Constitución para prohibirlo nada menos que en la Carta Magna. Dicho y hecho, cambian la Constitución y limitan el déficit pero solo el estructural. Es decir: para cuando exista pleno empleo, o sea una tomadura de pelo en toda regla. “Pero que listos que somos”, debieron pensar los dos prohombres. Merkel y Sarkozy, aunque vieron de inmediato la trampa y además sabían perfectamente que la propia Constitución española es papel mojado y cualquier cacique local se fuma un puro con ella, hicieron como que se lo creían porque ellos estaban a otra cosa. Los bancos y cajas españolas debían a sus homólogos alemanes y franceses, cuya irresponsabilidad en la concesión de préstamos había sido pavorosa, cientos de miles de millones de euros, y eso era mortal de necesidad. 

El BCE empezó a prestarnos dinero como si fuera escombro,  abriendo la barra libre por dos veces, y con ello Merkel y Sarkozy conseguirían su objetivo esencial, los bancos y cajas españoles amortizarían buena parte de su deuda con las entidades de estos países con el dinero del BCE: ahora la deuda era con el BCE, los bancos y cajas alemanas se habían ido de rositas. Los dos irresponsables estaban encantados, pues el efecto colateral de este rescate encubierto de las cajas y bancos alemanes y franceses fue que los bancos españoles comprarían deuda española a carretadas y la oligarquía política seguiría despilfarrando sin límite ni control. Pero la ganadora fue Merkel. Como Alemania tiene un 18,9% del BCE, había reducido el problema creado por la insensatez de sus bancos y cajas a menos de la quinta parte.¡Olé por la prusiana!

Merkel quiere convertir la deuda española en un problema interno

El resultado es que un año después los bancos españoles deben al BCE 378.000 millones, los extranjeros han disminuido en 87.000 millones su deuda española desde enero, que se reduce ya a 194.000 millones de euros y los españoles la han elevado ni se sabe, porque las cifras que circulan por ahí son falsas y Oliver Wyman eludiría cuantificarla. La deuda neta total de España se ha incrementado en 72.000 millones computables y en 90.000 totales. O sea, están convirtiendo la eventual suspensión de pagos de España de un problema europeo a un problema esencialmente español. Diabólico. Y Rajoy sin enterarse.

Pues bien, en esto es en lo que está la señora canciller: lo explicaba aquí en detalle y brillantemente, como es habitual, Daniel Lacalle. El objetivo de Merkel es que, como mínimo, la deuda soberana se encuentre en un 85% en manos de españoles, porque no quieren más estafas a la griega y si hay una quita, que la habrá, que la soporten los españoles: los bancos, la caja de las pensiones, los fondos de pensiones y los incautos a quienes los bancos les han colocado enormes cantidades de deuda. No los alemanes. La valoración de Lacalle para el conjunto deuda más avales es de: más del 110% del PIB, pero en mi opinión inferior a la realidad.

Es mucho más. Primero los pasivos circulantes, es decir, la deuda total y no la parcial que publican habitualmente los medios que es la deuda computable y que no incluye todo. La cifra del BdE del primer trimestre de 2012 fue de 986.000 millones -695.000 del Estado; 202.000 las Comunidades Autónomas; 63.000 las entidades locales y 26.000 las administraciones y la Seguridad Social-. Una extrapolación lineal a fin de año nos llevaría a 1,06 billones de euros, porque el avance del segundo trimestre no se lo cree ni MAFO. Luego sumo los mismos avales, 258.000, el FLA 17.000 y el déficit de tarifa 29.000, y tenemos una deuda más avales de 1,36 billones. Ahora hacemos como que nos creemos el último PIB oficial -1,04 billones- y qué tenemos: el 131 % del PIB. 

Desde octubre y próximos meses la mayoría de vencimientos es de inversores extranjeros, que no van a renovar, lo que significa que en pocos meses tendrán poco más del 10%, y entonces la situación de España se hace insostenible. ¿Por qué razón iban a rescatarnos, si no es en condiciones leoninas, si los riesgos potenciales de lo que pueden perder por el rescate son mayores de lo que perderían si suspendemos pagos? El euro no se iría al garete nos iríamos nosotros, ya que estos irresponsable han colocado el grueso de la deuda a españoles, justo lo contrario de lo que ocurría con Grecia. Dicho en corto: los griegos chapó -han conseguido un 70%  de quita- nosotros unos capullos, la quita la tendremos que soportar los españoles.

¿Y ahora qué pasa?

Pues de momento que la señora Merkel le ha dicho a Rajoy que del traje a medida que le tenía preparado Draghi y que Rajoy rechazó porque su prioridad absoluta eran las elecciones en Galicia y Álava y eso le perjudicaba,nein de nein, y le ha soplado las nuevas condiciones a través de Draghi, que cuando se las ha comunicado a Rajoy se le han erizado las barbas y ha dicho que son inaceptables. ¿Es que este insensato creía que sus aplazamientos eran sin coste? Y mira que se lo hemos dicho, ¿Es que creía que la señora Merkel en pleno periodo electoral iba a permitir un rescate de 500.000 millones con condicionalidad limitada, para que el de la barba y sus secuaces se lo fundiesen en sus chiringuitos?Después del portazo se han quedado como el indigente mental en julio 2011, y están pensando en recurrir al FMI. ¿Y saben que significa eso? Pues que el FMI exigirá un drástico recorte le las pensiones, de las prestaciones por desempleo y de los salarios públicos, que se sustanciarían en la tramitación de los Presupuestos. Rajoy, una vez mas, poniendo sus intereses electorales por encima de todos ha hecho un pan como unas tortas.

Desde que el 4 de junio de 2007,cuando en un artículo publicado en El Mundo, tituladoEconomía: el punto de inflexión, expliqué por qué el crecimiento se había acabado y España entraba en una crisis de la que no sabíamos cuando podríamos salir, siempre he procurado hacer recomendaciones prácticas a mis lectores y oyentes cuando las cosas eran  claras y no había margen de error. Así y desde todos los medios a mi alcance, particularmente en la tertulia de César Vidal en la COPE, recomendaría que ni se les ocurriera comprar un piso y que si pensaban vender lo hicieran cuanto antes, justo lo contrario de lo que decían entonces MAFO y Solbes: “Cuanto más se endeuden, mas ricos serán”. Cuando Gas Natural lanzó una OPA ridícula  por Endesa de 19 euros por acción  y pagada en papelitos, equivalente a 14 euros en efectivo, aconsejé a mis oyentes que compraran todo lo que pudieran -algo que hice yo mismo- y no vendieran por menos de 40 euros. Muchos me lo agradecieron. Cuando el inútil de Solbes vendió las reservas de oro a Rusia a 600 euros la onza, aconsejé que compraran oro. Pues bien, hoy de nuevo les vuelvo a aconsejar: pongan su dinero a salvo cuanto antes, y si no ven otra forma -hay varias- compren una caja fuerte y guárdenlo en ella.

Lo que está claro es que como la recapitalización de la banca la pagamos nosotros, y eso en el escenario de mínimos son 40.000 millones y el de verdad puede ser el doble o más, eso significa que, solo en intereses, salvar a unos bancos insalvables y que deberían haber sido cerrados nos costará entre 2.000 y 4.000 millones de euros anuales. Realmente Rajoy se ha vuelto loco. Y lo que no está ni medio claro es que quieran rescatarnos y si lo hacen, o lo hace el FMI, las condiciones van a ser terroríficas:pensiones, desempleo, Sanidad, Educación, impuestos a las familias y a la economía productiva… Lo que han hecho hasta ahora es una película de anuncio.

Y lo que parecía imposible ya no lo es. El Gobierno de España ya no puede devolver su deuda, la quita es inevitable y recaerá sobre la banca en buena parte, así que la solvencia de estos señores está mas que en el alero con recapitalización incluida, será necesario otro rescate, el quinto, pero esta vez convirtiendo el dinero que nos den en participaciones accionariales, y ya veremos con qué cara y con qué poder decimos que no al BCE y a Alemania. Claro que la banca estará mejor en manos de ellos que de los golfos apandadores que tenemos ahora, aunque eso sí, los accionistas verán diluidas sus participaciones y perderán hasta la camisa, igual que los de las preferentes. Quedan avisados, aunque sin duda algunos pensarán algo parecido a lo que me diría un lector indignado cuando les aconsejaba no comprar y vender sus pisos en 2007: “Señor Centeno, es usted un ignorante y un mentiroso, todo el mundo sabe que los pisos nunca pueden bajar de precio”.