De Guindos sobre el rescate: "Tomaremos la mejor decisión"



El rescate europeo sigue en el aire. Pese a las presiones de los mercados, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado hoy que el Gobierno "tomará la mejor decisión sobre el rescate" sin aclarar más detalles. Así lo ha comunicado en una rueda de prensa conjunta con el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, que se ha reunido esta mañana con los responsables de Economía, con el presidente Mariano Rajoy y con el gobernador del Banco de España.
Tanto Rehn como Guindos han intentado dar normalidad al encuentro. El dirigente europeo ha señalado que el Gobierno español tiene "la determinación para llevar a cabo los pasos necesarios" para hacer frente a sus problemas y ha incidido en Europa "seguirá apoyando a España". Ha reconocido que las medidas que está adoptando España para superar la crisis "son difíciles para las familias y las empresas", al tiempo que ha dicho que la reforma financiera en España "va muy bien encaminada". En cuanto a un hipotético rescate de España, ha asegurado "que no ha habido petición alguna aunque contamos con los mecanismos para actuar cuando sea necesario"
Asimismo, incidió en la necesidad de continuar "con determinación" con el proceso de consolidación fiscal, lo que implica tomar decisiones que a veces son duras "pero que serían aún más dolorosas si se posponen". 
Por otro lado, Rehn ha advertido que cualquier decisión futura que el Gobierno español adopte sobre las pensiones "debe tener en cuenta la sostenibilidad" de las finanzas públicas.
 El rescate a los bancos
Respecto al sector bancario, el dirigente europeo indicó en que las reformas van "en la buena dirección" y que en esa línea deben continuar, al mismo tiempo que espera que en noviembre esté ya cerrado el proceso de recapitalización de la banca española y comiencen a entregarse las ayudas. "España necesita un sector bancario saneado, responsable y eficazmente motorizado para restablecer el flujo de crédito a la economía", ha puntualizado.
Por otro lado, Guindos ha considerado una "buena noticia" que España solo vaya a pedir 40.000 millones de euros a la Unión Europea, que habilitó una línea de hasta 100.000 millones para sanear el sistema financiero español. Además, ha reconocido que las ayudas concedidas a Bankia y Banco de Valencia elevarán alrededor de un punto el déficit de este año, hasta el 7,4%, como avanzó el pasado sábado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
También ha avanzado que la mayor parte de la financiación del 'banco malo' vendrá del sector privado y no tendrá nada que ver con la línea de ayuda formalizada en Europa.