Los socios de Merkel sugieren a Grecia comenzar a utilizar el dracma


La Unión Social Cristiana de Baviera (CSU), socios del Gobierno de Angela Merkel, ha sugerido a Grecia que comience a utilizar el dracma para pagar los sueldos de los funcionarios y las pensiones de los jubilados para encaminar así un "retorno suave" a la antigua moneda, en vistas a su posible salida del euro. Alemania ha vuelto a negarse a renegociar las condiciones del segundo rescate financiero griego por boca de los ministros Schäuble y Westerwelle.
Así lo ha propuesto el secretario general de la CSU, Alexander Dobrindt, con carácter de urgencia, en una entrevista concedida al diario germano 'Welt am Sonntag' publicada este domingo.
"El Gobierno griego ya debe empezar a pagar en dracmas la mitad de los sueldos de sus funcionarios públicos, de sus pensionistas, entre otros gastos", remarca Dobrindt.
"El camino de un retorno suave a la antigua monedaen Grecia es mejor que un cambio brusco", ha incidido, "como una moneda paralela, el dracma ofrece la oportunidad de revertir en un mayor crecimiento económico".
En este sentido, Dobrindt ha enfatizado en la necesidad de trazar una 'hoja de ruta' para una salida ordenada de Grecia de la zona euro, como piedra de toque para una reducción de la eurozona.

Urgen "reformas estructurales"

Por otra parte, Alemania sostiene que el Gobierno de Grecia tiene una tarea "hercúlea" por delante, aunque reitera su negativa a renegociar las condiciones del segundo rescate financiero, según han declarado los ministros de Finanzas, Wolfgang Schäuble, y de Exteriores, Guido Westervelle.

En una entrevista al diario francés 'Le Figaró', Schäuble ha calificado de "hercúlea" la labor que ha de encarar el primer ministro griego, AntonisSamaras, y ha instado al Ejecutivo heleno a que explique al pueblo lo que el país realmente necesita. 

"Los problemas financieros de Grecia han hecho retroceder (al país) varias décadas", ha admitido Schäuble. "La gente está lidiando con una crisis severa que requiere un ajuste, si bien no existe una sola vía a través de la cual concentrar todos los esfuerzos", ha matizado el titular de Finanzas germano.

Por ello, Schäuble ha aseverado que Alemania está "lista" para ayudar a Grecia bajo la condición de que "no retrase las reformas estructurales". "No hay una solución fácil si Grecia quiere recobrar el acceso a los mercados financieros" con la finalización formal del plan de rescate, ha señalado.

No obstante, ha emplazado el futuro de Grecia al examen que realizará esta semana la comitiva de la 'troika' -la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional-. "Todavía es una cuestión del Ejecutivo griego el explicar al pueblo lo que es necesario para el país", ha aclarado Schäuble.

'No' a la renegociación

En otra entrevista, concedida al diario germano 'Bild'Westervelle ha certificado elrechazo del Gobierno alemán a una renegociación del programa de austeridadaprobado por Atenas para alcanzar los objetivos pactados en el memorándum del segundo rescate.
"Veo deseos emergiendo en Grecia para renegociar y cuestionar de forma sustancial las obligaciones del país de acometer reformas", ha reprochado el ministro de Exteriores de Alemania. "He de decir, simplemente, que no pasará", ha sentenciado.

Así pues, Westervelle ha exhortado al Gobierno de Samaras a que demuestre su voluntad de permanecer en la zona euro, ya que "no vale solo con decirlo, sino que también debe implementar una política clara de reformas y mantener sus compromisos".

El Gobierno heleno ha reconocido recientemente que no prevé conseguir los objetivos pactados en el memorándum con la 'troika' y que todavía "queda un tramo" para concluir el paquete de recortes que encomendó Bruselas a Atenas, cifrado en 11,5 millones de euros.

En base a los resultados del examen de la 'troika' de la próxima semana, Grecia podría no recibir el siguiente tramo del rescate de unos 31,5 millones de euros para la fecha establecida, en el mes de septiembre.