Bruselas prepara un plan para rescatar a España e Italia por 750.000 millones de euros


“España no ha sido rescatada ni necesita ningún rescate mientras realice las reformas necesarias”. Así de contundente ha sido hoy el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en la sesión de Control del Congreso de los Diputados. Pese a sus palabras, la prensa británica anuncia que Bruselas está a punto de aprobar un plan para rescatar a Italia y España. Y en este caso el dinero, unos 750.000 millones de euros, no iría a parar al sistema financiero, sino al país entero.

De acuerdo con el Daily MailThe Telegraph o The Guardian, dos serían los fondos de rescate necesarios para salvar a ambas naciones, en plena crisis. Según habrían acordado los líderes en la cumbre del G-20, el Mecanismo de Estabilidad (EMS) y el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF) se usarían para comprar deuda de países con problemas como España e Italia, lo que permitiría rebajar la presión sobre estos países. Además, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, lleva semanas pidiendo al Banco Central Europeo que adquiera bonos soberanos, algo que ya había hecho con anterioridad.

Según la prensa británica, el Mecanismo de Estabilidad Financiera aportaría unos 400.000 millones, mientras el Fondo Europeo de Estabilidad unos 200.000. Este dinero, aportado por los socios europeos, ya ha sido utilizado en otras ocasiones para rescatar países. De acuerdo con esta información, habría sido el presidente italiano, Mario Monti, quien ha sugerido esta idea y, probablemente, se tratará el asunto en el encuentro que mantendrá el político italiano con la canciller alemana, Angela Merkel, en Roma este viernes.

Este rescate supondría un cambio sustancial en el seno europeo. Por un lado,plantearía una nueva forma de ayudar a estados en crisis. A los países ya rescatados se les ha realizado préstamos directos para sanear sus cuentas y no se les había ayudado mediante la compra de deuda. Por otro,obligaría a Merkel a cambiar su discurso, ya que hasta ahora la canciller alemana ha rechazado esta fórmula. Las presiones en el G-20 han sido muy fuertes para tomar decisiones contundentes y urgentes para salvar la eurozona.

Así se lo habría explicado Obama a algunos de los principales líderes europeos, entre los que estarían el británico David Cameron y francés Hollande, en el marco de la cumbre. Además, en esta conversación el dirigente galo habló de la situación “insostenible” de España e Italia, de la lucha “contra la especulación” y “nuestra rápida capacidad de acción”. Por su parte, el secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner, apuntó que el nuevo acuerdo podría ayudar a España e Italia a rebajar sus costes de financiación en los mercados.

Aunque la líder germana habría suavizado su postura en las conversaciones de las últimas horas, el diario británico The Guardian asegura que portavoces alemanes señalan que "todavía no hay nada decidido". Pese al anuncio de la prensa británica, un alto funcionario alemán, citado por Reuters, ha desmentido que en el marco del G-20 se haya discutido la posibilidad de comprar deuda soberana con el fondo de rescate.

Pese a las noticias de este nuevo rescate, España todavía está pendiente de recibir el dinero para ayudar a los bancos. Aunque Rajoy ha intentado que la inyección de capital a las entidades necesitadas se realice sin el aval del Estado, Bruselas no ha dado el visto bueno a esta propuesta. Además, está esperando la petición formal de Moncloa para pactar las condiciones a los bancos para poder repartir los 100.000 millones de euros que ofrece la UE.