Cómo proteger tus ahorros antes de la salida del Euro de España.


En la última semana he recibido unas docenas de e-mails de lectores preocupados por lo alarmante de nuestros posts. El contenido publicado en Nueva Peseta informa sobre la posible salida de España del Euro. Desgraciadamente -y pueden tacharnos de agoreros- los datos económicos sobre la estabilidad de la zona Euro son muy cuestionables, y los que aseguran que seguiremos dentro no aportan datos tangibles sino himnos vacuos para calmar a la sociedad.  

Pero no es este el hilo de los e-mails recibidos que quiero desarrollar hoy. Lo que nuestros lectores preguntan es qué pueden hacer con sus ahorros, qué ocurriría si el banco donde los tienen quebrara y que pasaría si nos salimos del Euro o si nos levantamos un día con un corralito montado.

Ya que nos sentimos algo culpables -sin razón- por haberles metido el miedo y la desconfianza en el cuerpo, ahora queremos ayudarles a recuperar el sueño perdido ofreciéndoles una forma de proceder para que no les toquen sus dineros.

Para ser ordenados hay que empezar diciendo que no todo el dinero que confiamos a nuestro banco depende del mismo modo de que la entidad vaya bien o mal. Por un lado nos encontramos con las deudas que contraemos con él, como son hipotecas y préstamos. Estas deudas, en caso de que el banco quebrara, seguiríamos manteniéndolas. Por otro lado nos encontramos con los fondos de inversión. Estos son entidades independientes del banco. Puede quebrar el banco o la gestora, pero los fondos no quedan comprometidos (a no ser que sea una entidad bancaria, por ejemplo Bankia, que vende un fondo que invierte en sí misma, y que por lo tanto se encuentra estrechamente ligado el mal del banco al mal del fondo). Enseguida volveré a hablaros de los fondos, ya que son, en principio, un modo inmediato de proteger nuestros ahorros frente a los posibles corralitos, salida del euro y devaluación de nuestra Nueva Peseta frente a lo que nos correspondería si siguiéramos en el Euro. Los depósitos y plazos fijos (por no meterme en temas más dolorosos como las preferentes) son los que corren peligro de valer menos, y que pueden ser bloqueados en caso de corralito. Esto significaría, por poner un ejemplo, que si tenemos 100 euros pasaríamos a tener, en un contexto internacional, 70 euros en nuestra Nueva Peseta (suponiendo que se devaluara un 30%). Ahora tenemos que poner cortafuegos para que ese dinero siga valiendo 100, y no 70. Dependerá, por lo tanto, de la magnitud del incendio (hasta qué punto quiere intervenir el Gobierno sobre las libertades civiles) el que nuestros nivel de cortafuegos sea suficiente o no.

  • El nivel 1 de cortafuegos (Protección nivel 1). HAY QUE HACERLO SÍ O SÍ, mañana mismo.  Cambiar los depósitos que tenemos en una entidad por fondos de inversión dentro de esa misma entidad bancaria. Elegiremos fondos monetarios o de renta fija a corto plazo extranjera, y de gestora extranjera, que inviertan mayoritariamente en países prime como Alemania, Holanda, Luxemburgo, etc. Hoy en día casi todas las entidades ofrecen de forma gratuita para el cliente fondos extranjeros. Bankia, por ejemplo, tiene una oferta de renta fija muy limitada. Banco Sabadell tiene una buena selección de gestoras externas, pero casi todas tienen riesgo de Bolsa (por lo tanto no lo recomendamos para inversores noveles). Curiosamente CaixaGalicia ofrece una variedad enorme. También, dentro de este mismo nivel 1 de cortafuegos, podemos poner nuestro dinero en manos de gestoras independientes. El gestor independiente es el sistema que utilizo con mi madre, y que mi gestor utiliza al mismo tiempo con los suyos. En mi opinión, es la mejor opción. Como he dicho anteriormente, las entidades bancarias (o bankiarias) tienden a vender fondos que invierten en sí mismas. Con esto, automáticamente habremos conseguido pasar nuestros Euros españoles a bonos alemanes. Puede que la rentabilidad sea muy baja, o nula. Pero el objetivo no es ganar sino conservar, al menos durante los próximos cuatro años (3 del LTRO+1 año). Poseer fondos es muy beneficioso fiscalmente, ya que demora el pago de impuestos.
  • El nivel 2 de cortafuegos (Protección nivel 2) . Abrir cuentas fuera de España. Interesa a partir de 100.000 euros. Es una buena idea aprovechar un viaje de placer para hacerlo. Los mejores países son Alemania, Noruega, Suiza, Suecia, Estados Unidos, Canadá o Australia. Hay que notificar al Banco de España y a Hacienda que se han abierto, y las multas por no hacerlo son bastante desproporcionadas y confusas, así que hay que tener cuidado con el procedimiento de notificación para no meter la pata. Durante el corralito de Argentina, muchos cruzaron la frontera a Uruguay para depositar allí el dinero. En aquel caso, Argentina bloqueo algunas de las cuentas uruguayas a nombre de argentinos, pero la mayor parte logró salvarse. En el caso de los países que mencionaba anteriormente, es muy difícil que ellos aceptaran entregar el dinero a España.

  • El nivel 3 de cortafuegos (Protección nivel 3) . RECOMENDADO SOLO A EXPERTOS. Es más complicada esta opción, pero se pueden crear trusts, fundaciones, fideicomisos o anualidades. Son mecanismos por los cuales tu dinero deja de ser tuyo, y una entidad lo gestiona dándote periódicamente un sueldo Nescafé.