´No hay más salida para esta crisis que la ruptura del euro´


Para este experto en economía, la crisis se está prolongando en Europa por culpa de la moneda única y del poco respaldo del BCE a los países de la Unión. Martín ve amenazado "de muerte" al Estado del Bienestar y considera las medidas anticrisis de Rajoy tan inútiles como las de Zapatero.




Juan Francisco Martín Seco (Madrid, 1944) es economista y ha sido, entre otros cargos, secretario general de Hacienda, responsabilidad que desempeñó entre 1984 y 1987 y que dejó por discrepancias con la política del por aquel entonces presidente del Gobierno, Felipe González. Martín Seco, que acaba de editar el libro titulado "Economía, mentiras y trampas".


¿Esta crisis pondrá fin al Estado del bienestar?

Cuando el poder político abdica de sus competencias y deja libre al capital que haga lo que quiera, pues es el capital el que manda, y en esas condiciones poco a poco el estado social se va destruyendo. Ahora corre un peligro de muerte.

Rozando los cinco millones de parados se acaba de impulsar una reforma laboral que el Gobierno reconoce que no creará empleo a corto plazo...

La reforma no tiene la finalidad de incrementar el empleo, sino que persigue bajar los salarios y por eso se dan todas las condiciones a los empresarios para que lo puedan hacer. Eso tiene fallos. El primero es que esto no quiere decir que si se bajan los salarios vayan a bajar los precios, que es con lo que realmente se compite. Durante los últimos años hemos perdido competitividad porque los precios españoles han crecido más que los alemanes, sin embargo los salarios no. Con moderación salarial los precios se han disparado. Y ahora puede pasar que los salarios bajen pero los precios sigan sin hacerlo.

¿Qué soluciones hay?

Dentro de la Unión Monetaria muy pocas. Se necesitaría crear una unión fiscal que debería de ir más allá de hacer una coordinación de los déficit públicos. Esto supondría que hubiera impuestos propios en Europa y una Seguridad Social comunitaria. Si a esto se añade la política suicida que está haciendo Alemania con ajustes, recortes y reformas que no conducen a nada, estamos en una trampa.

¿Cómo valora las medidas anticrisis del Gobierno de Rajoy?

Lo mismo que las del PSOE. Desde mayo de 2010 se han hecho un montón de reformas en España y la situación ahora es mucho peor que en esa fecha. Realmente las medidas no han servido para nada. Bueno sí, han servido para que los trabajadores estén peor y algunos empresarios mejor.

Ha reaparecido el fantasma del rescate financiero...

El problema es que el BCE no está actuando como un banco central, porque lo que debe hacer es respaldar las deudas de cualquier país. Otros países que no han entrado en la Unión Monetaria, como Gran Bretaña, que tienen una deuda pública superior a la de España pero está pagando el mismo tipo de interés que Alemania. Esto es porque el Banco de Inglaterra no ha tenido el empacho de decir: "Oigan ustedes, no especulan contra la deuda porque yo estoy dispuesto a dar a la manivela para crear el dinero que sea necesario".

¿Y los mercados a qué juegan?

Los mercados son muy volubles, van de un lado a otro como si fueran un rebaño. De repente todo el mundo compra o todo el mundo vende. En estos momentos la mayoría de los inversores desconfía de la Unión Monetaria y está pensando que antes o después los países van a volver a sus monedas.

¿Entonces, esta crisis supondrá el fin del euro?

Antes o después el fin del euro llegará. Una unión monetaria sin unión fiscal es imposible.

¿El Gobierno ha tenido otras alternativas o las medidas nos han venido impuestas?

Están maniatados por una parte, por la otra no. En el Gobierno de Rodríguez Zapatero, la vicepresidenta económica no jugó fuerte en las reuniones económicas, pecaron de inexpertos y pardillos y Merkel se los comió. Alemania, aunque imponía una determinada política, no dibujaba los trazos finos de la política y Zapatero podría haber hecho otras cosas, como subir los impuestos en lugar de bajar las pensiones.

¿Y cuál debe de ser la salida ahora?

La única salida para solucionar el problema de fondo de la crisis es que el euro se rompa, lo que nos va a traer muchísimos problemas. Pero estoy convencido de que es la única forma de romper el nudo gordiano, y mientras eso no pase no hay solución definitiva.

¿Y los bancos?

Una de las cosas que hay que criticar del Gobierno de Zapatero y del Banco de España es lo que ha ocurrido con el sector financiero. Pasamos de decir que nuestros bancos estaban estupendos y que la crisis afectaba a los americanos a que ahora sean los nuestros los que tienen el problema. Este planteamiento era ridículo, porque estaba claro que lo que había ocurrido con el ladrillo iba a crear un problema en las entidades financieras. Mientras todos los países han solucionado este problema, nosotros seguimos con él