Motivos ocultos y efectos inesperados (II): Notificación de cuentas en el extranjero.


El mes pasado el conocido economista John Mauldin publicaba en el NYT (New York Times)  el artículo llamado "Unintended Consecuences" (que traduciremos como "Consecuencias Inesperadas"). En él explica que, para todas las leyes aprobadas apresuradamente por el Gobierno, como respuesta a la crisis actual o reciente, se obtienen al menos dos efectos inesperados que tendrán iguales o peores consecuencias que el problema inicial. En Nueva Peseta creemos que entre las medidas apresuradas y los efectos inesperados subyace un factor intermedio de desconfianza o de motivos ocultos, que nos lleva a pensar que en un futuro próximo estas leyes derivarán en nuevas medidas poco populares. Abrimos una sección para exponer nuestro punto de vista sobre lo que está aconteciendo.


   2.- La notificación de las cuentas que un español posee en el extranjero (de Elblogsalmon.com y SimplyNoRisky una taza de amnistía fiscal.
Breve prólogo: parece que el tema de sacar dinero de España está muy mal visto. Del mismo modo que lo está el tener cuenta en paraísos fiscales. Si los paraísos fiscales no existieran, los gobiernos podrían subir los impuestos todo lo que quisieran hasta asfixiar al contribuyente (o como dice Víctor Alvargonzález, al auténtico patriota).
   Supongamos que yo estoy a caballo entre España y cualquier país europeo por motivos de trabajo, de segunda residencia o motivos familiares. Supongamos que yo tengo una cuenta corriente en un banco francés, alemán o portugués cuyos rendimientos tributan en aquel país por el impuesto de no residentes y que en dicha cuenta yo opero como hago con cualquier otra ¿por qué motivo el ministerio de Hacienda tiene que suponer que esos saldos depositados son dinero negro? Y es más, si ya existe un convenio de información bilateral ¿por qué motivo tengo yo que decir que en dicha cuenta tengo 500, 1.000 o 5.000 euros si ellos ya lo saben por otras vías? ¿Qué ha pasado con la libre circulación de capitales en Europa como derecho fundamental?
   Segundo supuesto: Compro acciones de la matriz de ING en Holanda abriendo cuenta de valores en holanda directamente. Si no declaras dicha cuenta a Hacienda, supondrá que la has abierto con dinero negro y que eres un peligrosos defraudador. Por cierto, España también tiene un convenio de doble imposición con Holanda y conoce perfectamente los saldos y cuentas abiertas por españoles en Holanda.
   Tercer supuesto: Opero con acciones en EEUU con un broker americano. En mi declaración de la renta consigno las ganancias o pérdidas patrimoniales que haya tenido en dichas operaciones, pero Hacienda, supondrá que todo el saldo de dichas cuentas es dinero negro si yo no presento la oportuna declaración de saldos, aún tributando realmente por los beneficios obtenidos.
   Cuarto supuesto: tengo una cuenta Paypal-Luxemburgo con 300 euros. ¿Soy un delincuente y un defraudador porque no cumpla con la obligación de comunicación y estaré toda mi vida perseguido por Hacienda?
    Quinto supuesto: español con 60 años que emigró a Suiza hace bastantes años, que  tiene vivienda y nacionalidad española pero que no es residente. Este hombre, tiene en Suiza el equivalente a 200.000 euros, por su trabajo, ahorros o negocios. Vuelve a España ¿tiene que tributar por esos fondos íntegramente? ¿es sancionado por ser un sucio evasor de dinero negro si vuelve a España cuando se jubile?
   Hechos: El Sr. Montoro, ministro titular del Ministerio de Ocurrencias Públicas Ministerio de Hacienda va a hacer obligatoria la identificación de todas las cuentas corrientes, depósitos y cuentas de valores que se encuentren en el extranjero mediante una declaración que se creará al efecto. Digo extranjero, porque el Ministerio de Economía, no ha diferenciado zona euro, Europa o paraísos fiscales por lo que podemos entender que de entrada, esta comunicación afecta a cualquier entidad que no esté situada formalmente en España.
   En el caso de incumplir esta declaración, cualquier ciudadano puede tener una sanción de cuantía superior al 50% de las cantidades “descubiertas” en el extranjero, por lo que de entrada, entramos en un Estado de presunción de delincuencia para todos los ciudadanos. El ministerio de Hacienda, quiere por ejemplo controlar perfectamente los saldos que tenemos depositados en Paypal en cuentas que no estén domiciliadas en España, las cuentas de valores abiertas con brokers europeos o americanos o incluso la contratación de fondos de inversión o planes de pensiones con entidades gestoras que no son españolas, sin olvidar también, la posibilidad de apertura de cuentas corrientes en otros países por diferentes motivos.
   Motivos Ocultos: Parece bastante extraño que el Gobierno de un estado arruinado se interese de una manera tan intensa por la salud de las cuentas en el extranjero, sobre todo, si lo hace de forma aparentemente desinteresada. Además es un tipo de dinero muy concreto, el de la inseguridad.
   a) Cuentas en el extranjero. Seguramente las mayores sumas de dinero que un español pueda tener en el extranjero procedan de un  riguroso y estudiado plan de diversificación que prevea estos acontecimientos. Por lo tanto, si es una persona que hace sus deberes de economía doméstica, sabrá que la medida del ministro augura en el mejor de los casos un tajo a sus ahorros, y en el peor, el corralito. El motivo oculto de la reforma puede ser el bloqueo de cuentas, tal y como les sucedió a los argentinos con dinero en Uruguay.
   b) Amnistía fiscal. Lo que pone de manifiesto la moralidad escasa o nula en el intento de recaudar dinero. Obviamente no se refiere al dinero que encontraste en el colchón de la abuela fallecida, y que no has declarado como herencia. En este caso, el motivo oculto puede ser inventariar para luego investigar a fondo de la procedencia del dinero, y juzgar en función del delito.
   Para un análisis más profundo de los efectos inesperados les recomiendo que lean el siguiente artículo de SimplyNoRisk
   Efectos inesperado 1: el objetivo de Montoro es que las grandes fortunas y empresas informen de los saldos depositados en paraísos fiscales y apretar a la vez para la repatriación de todos los capitales que se encuentran en el extranjero mediante la amnistía fiscal que se ha puesto encima de la mesaCraso error, porque aquel que opera en paraísos fiscales con sociedades creadas en off-shore, lo último que se plantea en la actualidad es venir con su dinero a España.
   Efecto inesperado 2: La ley no hace más que aumentar la desconfianza de estas grandes fortunas y de las empresas. No solo deja de atraer dinero de fuera de España sino que, además, aumenta el flujo de salida. Además genera cambios de residencia o que nuevas personas saquen el dinero de España. Hay que tener en cuenta que si alguien puede invertir ahora mismo en España (y generar empleo), es un español, ya que nadie mejor que él sabe que es un gran país y que tarde o temprano saldrá adelante. 
   Conclusiones: España ha inaugurado una autopista empedrada y llena de curvas para esquivar los yacimientos de gastos públicos innecesarios. Al final deberemos tendremos que hacer la carretera en línea recta porque con tanta curva los españoles nos matamos, y recortar así en lo que realmente se ahorra (digo al final porque esto supone mucho dolor para la clase política y sus amiguetes, e intentarán demorarlo lo máximo posible), pero de esto hablaremos en otra ocasión. Estamos llevando a cabo una modificación unilateral de convenios fiscales tanto con la Unión Europea como con otros países. Queda, por lo tanto, abierto el tramo de reformas que nos distancian físicamente del resto de Europa. Por otro lado, las medidas recaudatorias con las que estamos procediendo son difícilmente ejecutables, no se conseguirá recaudar lo esperado en el mejor de los casos. En el peor, simplemente ponerlas en marcha habrá supuesto un gasto enorme.
   Bonus: ¿dónde se renuncia a la nacionalidad española? ¿Alguien sabe cómo se escapa del Estado policial que nos quieren imponer a todos los niveles?