Es el momento óptimo para poner al día la economía familiar

Póngase en contacto con nuestros asesores recomendados para obtener una planificación que le proteja de los años de inflación y de devaluación monetaria que están por venir

Hágase popular

Mándenos su publicidad e incremente las visitas de su sitio web.

Otro asalto a las familias: Montoro, el perenne confiscador


Más allá de ese vil chascarrillo según el cual al ministro Montoro se le da fatal subir los impuestos, pese a que no ha sabido hacer otra cosa desde que fue encumbrado al poder, la parte probablemente más infame de la entrevista pergeñada por El País es ésa en la que se le pregunta por el aumento de la tributación de las plusvalías sobre la venta de viviendas. A lo que Montoro responde:
En el caso de las plusvalías, que vienen de activos que se tienen desde hace mucho tiempo, lo que se hace es que regímenes que se tienen como transitorios y se quedaron como perennes se superan.
Aquellos ciudadanos que no estén especialmente versados en legislación tributaria es harto dudoso que hayan entendido algo de estas aparentemente inocentes palabras del ministro de Hacienda: "(...) regímenes transitorios que se quedaron como perennes y son finalmente superados". Se refiere, aclaro, a la eliminación de loscoeficientes de abatimiento en la reciente reforma tributaria; unos coeficientes que reducen el monto de las ganancias patrimoniales derivadas de la transmisión de un activo según el tiempo que éste haya permanecido en el patrimonio del inversor.
La pretendida función de los coeficientes de abatimiento era la depromover el ahorro a largo plazo: cuanto más tiempo hubiéramos mantenido un activo, menores impuestos pagaríamos. Pero en realidad los coeficientes se limitaban a corregir aquellas plusvalías que procedían de la inflación.
Suponga que compra un piso por 100.000 euros, el IPC se dispara al 50%, haciendo subir su piso hasta los 150.000 euros, y posteriormente vende el inmueble. ¿Debería pagar impuestos sobre ganancias patrimoniales de 50.000 euros? Evidentemente no: no es que el inmueble se haya apreciado, sino que la moneda que actúa como unidad de cuenta en el país se ha depreciado. Pagar impuestos sobre la inflación sería tanto como soportar un doble robo (primero la inflación; después el gravamen sobre la plusvalía inflacionista), y toda reforma fiscal que mereciera tal nombre debería incorporar un coeficiente de actualización real de las plusvalías.
Los coeficientes de abatimiento, implantados por Solchaga en 1991, ya fueron eliminados por Montoro en 1996, si bien se mantuvieron como régimen transitorio para los activos adquiridos antes de 1994. Zapatero limitó todavía más su aplicabilidad, al restringirla a las plusvalías generadas hasta el 20 de enero de 2006. Ahora, Montoro ha optado por eliminarlas por entero y con efectos retroactivos.
Pongamos cifras a este atraco para verlo más claramente. Imaginemos una vivienda comprada en 1985 por el equivalente a 50.000 euros que es enajenada en 2015 a cambio de 175.000. El inversor se anotará unas plusvalías nominales de 125.000 euros, a pesar de que el IPC se habrá prácticamente triplicado; es decir, las plusvalías reales no son 125.000, sino sólo 25.000.
Si Montoro no hubiera eliminado los coeficientes de abatimiento, la base de la tributación serían unos 32.500 euros, cifra superior pero no muy alejada de las plusvalías reales obtenidas en ese período (25.000 euros), de modo que los impuestos finalmente pagados ascenderían a poco más de 7.000 euros. Es decir, con coeficientes de abatimiento, el reparto de las plusvalías nominales de 125.000 euros quedaría del siguiente modo: 100.000 euros habrían sido devorados por el Estado a través de la inflación, 7.000 habrían sido arrebatados por el Estado vía impuesto sobre plusvalías y 18.000 permanecerían en el patrimonio del inversor; esto es, un tipo efectivo real del 28% sobre el ahorro.
Dado que Montoro ha eliminado los coeficientes de abatimiento para 2015, la base de tributación no será de 32.500 sino de 108.000 euros, por lo que el pago de impuestos no será de 7.000 sino de 25.500 euros. Dicho de otra forma, el reparto de las plusvalías nominales de 125.000 euros se efectuará del siguiente modo: 100.000 habrán sido devorados por el Estado a través de la inflación, 25.500 serán arrebatados por el Estado vía impuesto de plusvalías y -500 euros se esfumarán del patrimonio del inversor; esto es, un tipo efectivo real del 102% sobre el ahorro.
Se trata, en definitiva, de un (nuevo) atraco a mano armadaejecutado por el ministro de Hacienda que, por desgracia, está pasando absolutamente inadvertido en nuestra sociedad. Un atraco a mano armada frente al que no existe defensa posible por parte del contribuyente (pues tiene un carácter retroactivo) y que ha sido perpetrado con alevosía en una crítica coyuntura, en la que numerosas familias se ven abocadas a enajenar su vivienda o sus activos financieros para poder sobrevivir. El ministro de Hacienda ha decidido expropiar alrededor de una cuarta parte de su patrimonio a aquellos que compraron su casa o sus activos financieros antes de 1994. Un régimen transitorio finalmente superado, dice. La confiscación rediviva. Menos mal que se le da fatal subir impuestos.

Cuidado, la inflación ha resucitado

Es difícil de creer. Llevamos años preocupados por sufrir un shock deflacionario, los bonos están en máximos, Yellen afirma que mantendrá la política laxa por mucho tiempo y los ‘hiperinflacionistas’, después de años advirtiendo de la catástrofe, parecen haberse extinguido de la faz de la tierra. Incluso el PIB de Estados Unidos ha sorprendido a la baja con una caída anualizada del -2,9% en el primer trimestre. Es muy difícil de creer pero, a pesar de todo ello, existen motivos fundamentados para afirmar que la inflación ha resucitado y puede convertirse en el próximo gran tema de moda en el mundo de las finanzas.
Que la inflación vuelva a tener un rol importante en el panorama macroeconómico no es simplemente una anécdota, por la contra se trata de un cambio que casi podríamos calificar de disruptivo. ¿Por qué? Basta pensar en los efectos que un evento de estas características tendría en la política monetaria, obligando a endurecerla e incluso a subir los tipos de interés; basta pensar en los efectos que veríamos en la renta fija, pudiendo pincharse la hipotética burbuja que vivimos en algunos activos; o basta pensar en elaumento de la carga financiera que podrían sufrir los endeudados si repuntan los tipos de interés (con el consiguiente aumento de ‘defaults’).
Un mundo con inflación es un mundo totalmente distinto al actual, pero¿existen motivos para pensar que ese es un escenario plausible? A priori no, la Eurozona sigue sufriendo tendencias deflacionarias que han obligado a Draghi a actuar, y al otro lado del charco solo hace falta leer las declaraciones de Yellen el pasado 18 de junio, quien al comentar los recientes datos de inflación más elevados de lo esperado en Estados Unidos los calificó de ‘noisy’, es decir, como ramas que no dejan ver el bosque. A su juicio la inflación está cumpliendo las expectativas y nada más, por lo que no debemos preocuparnos ni esperar cambios en la política monetaria.
¿Nos lo creemos? Yellen dice lo que tiene que decir, primero porque elescenario base es ese, y segundo porque no se han pasado meses y meses trabajando la herramienta del ‘forward guidance’ para que ahora los primeros datos de inflación normalizados den al traste con todo ello. El escenario base es lógico, pero si no lo fuese tampoco nos lo dirían, por ello tenemos que ir más allá para valorar cuan probable es un repunte en la inflación.
Y he de decir que algo hay cuando Goldman Sachs lo menciona como una posibilidad. Algo hay cuando en JP Morgan observan un aumento de la inflación subyacente a nivel global por la mayor facilidad para repercutir precios por parte de las empresas. Algo hay cuando LaVorgna, economista jefe de EEUU de Deutsche Bankadvierte que la Reserva Federal podría verse en la obligación de subir tipos antes de lo previsto. Algo hay cuandoSociete Generale cree que la inflación se situará por encima del escenario base, o cuando BlackRock sitúa las subidas de tipos y el repunte de la inflación como uno de los principales temas de los próximos meses.
Llámenme escéptico pero parece como si el escenario base planeado por Yellen fuese cada vez menos base, y por la contra la resurrección de la inflación fuese una posibilidad cada vez más real, al menos en Estados Unidos. O dicho de otro modo, existen dudas más que razonables para replantearse el escenario de la Reserva Federal. No obstante cualquier hipótesis que plantee un aumento de la inflación tiene que superar dos grandes obstáculos: la debilidad de la economía, y la debilidad del poder de negociación de los trabajadores que sufren el estancamiento de sus salarios.
PMI EEUUPMI EEUU











Con respecto al PIB, es cierto que los últimos datos de crecimiento están superando las previsiones más pesimistas, pero también lo es que un indicador adelantado como el PMI avanza un incremento del PIB no visto en los últimos años como puede comprobarse en la gráfica anterior. Solo para compensar la caída del primer trimestre hace falta crecer bastante, cierto, pero en cualquier caso la tendencia a futuro es positiva y eso se notará en el mercado de trabajo. Lo que no está tan claro es si eso se repercutirá en lossalarios, siendo ésta probablemente la variable clave pues es lo que determina la inflación a largo plazo.
Para JP Morgan los costes laborales siguen relativamente estancados por lo que, a pesar de creer que los precios subirán más de lo esperado, no ven una tendencia prolongada en ello. En general a largo plazo sin subidas de salarios no hay más consumo, y sin más consumo no hay subidas de precios. Esta hipótesis es muy razonable, y probablemente cuando Yellen afirma que los datos de inflación son ‘noisy’ se refiere, no a que no puedan subir puntualmente los precios, sino a que las expectativas a largo plazo están ancladas correctamente.
Así que una de las grandes preguntas para resolver el puzle inflacionario es responder a, ¿subirán los salarios? Pregunta que parece fácil pero que es muy complicada de contestar cuando nos enfrentamos a los datos. Y es queen Estados Unidos no solo están aumentando las vacantes a cubrir por las empresas, es que el salario medio lleva meses subiendo, es que el porcentaje de empresas que tienen en mente incrementar salarios se sitúa en niveles precrisis. Si esto fuese correcto no solo no estaríamos ante un efecto puntual en los precios sino que se consolidaría en los próximos meses para convertirse en un problema para la Reserva Federal en el año 2015.
Existe por último un tercer indicador al que seguirle la pista y es el aumento del endeudamiento. Cuando una economía aumenta su deuda lo que hace es crear dinero que, a igualdad de producción, tenderá a aumentar la presión sobre los precios, y recordemos que desde hace unos meses el crédito vuelve a fluir en la economía privada del país de las barras y estrellas. Por todo ello esperar un repunte inflacionario no solo es un escenario a tener en cuenta, es más que eso, es algo incluso probable. Y aunque nadie apuesta por grandes aumentos, éstos si pueden ser lo suficientemente relevantes para resultar un dolor de cabeza para la Reserva Federal. Así que… cuidado con la inflación porque ha resucitado.

Diez mitos sobre los paraísos fiscales


"A tax loophole is something that benefits the other guy. If it benefits you, it is tax reform." Russell B. Long
“A war on tax havens is nothing but an attempt to increase taxes to prop up bankrupt welfare states; to continue feeding the leviathan” Charles Gave
Justo cuando nos encontramos en la época de mayor represión financiera desde la década de los 70, cuando el gasto político de los países de la OCDE se dispara a máximos históricos, salta el nuevo “chivo expiatorio”. Los paraísos fiscales.

 
 
Para mí, que he trabajado muchos años con inversiones offshore, los principales errores de todo este debate son:
1) ¿Paraísos fiscales o infiernos fiscales? Empezamos por un error de traducción que no es casual, ni irrelevante. Tax Haven significa refugio fiscal, no paraíso (heaven). Es una diferencia semántica muy importante. No es lo mismo un refugio, consecuencia de un ataque confiscatorio, que un paraíso. Es importante, porque ese error de traducción ocurre, no por casualidad tampoco, en los países donde triunfan las políticas más intervencionistas. Los activos de los bancos en refugios fiscales han aumentado aproximadamente en diez trillones (*) de dólares desde el año 2001. Según la Universidad de Harvard, el aumento de esos activos viene casi siempre después de incrementos de la presión fiscal con unos doce meses de diferencia. Es decir, el movimiento de capitales fuera de los infiernos fiscales se da tras las subidas de impuestos. No es el causante de dichas subidas, como quieren vendernos, sino la consecuencia.
2) Dinero negro e ilegal. Otro mito es meter todo lo que sale en la prensa dentro de la bolsa de dinero ilegal. A finales de 2010, según Tax Justice, los cincuenta mayores bancos gestionaban 12,1 trillones dólares en activos offshore. Esos datos son conocidos, con operaciones que son legales, inversiones y cuentas de corporaciones. La enorme mayoría corresponde a empresas que tienen acuerdos comerciales multinacionales y que consiguen dos propósitos. Uno es crecer y desarrollar sus actividades en el mundo sin caer en doble imposición, que genera muchos más beneficios sociales, empleo y riqueza que el control de capitales. Y otro es salvaguardar fondos de países complejos. Les dejo dos ejemplos. Venezuela y Argentina. Nosotros, los españoles y europeos precisamente deberíamos agradecer a los refugios fiscales que no hayan quebrado algunas de nuestras empresas bandera cuando se instauraron los controles de capital y confiscaciones de parte de sus inversiones en esos países.
3) Billones de ingresos fiscales perdidos. El estudio de la Universidad de HarvardDo tax havens divert economic activity? (B Mihir A. Desai, C. Fritz Foley, James R. Hines Jr) concluye que la evidencia empírica es que los refugios fiscales no reducen la actividad económica en los países de alta fiscalidad, sino que la aumentan. Porquereinvierten sus depósitos mayoritariamente en deuda soberana, acciones y proyectos empresariales en países de la OCDE y de alta fiscalidad. Además, prueba que la actividad económica no solo ha aumentado con el crecimiento de los refugios fiscales, sino que los más beneficiados han sido los países occidentales, ya que gran parte del dinero que se protege de regímenes totalitarios globales se reinvierte en EEUU, Europa y Reino Unido. Olvidamos la cantidad de dinero de ciudadanos honestos que buscan sacar su dinero de regímenes dictatoriales o represivos.
4) Están en lugares exóticos. ¿Qué es un paraíso fiscal? Nadie en España, por ejemplo, se rasgaba las vestiduras cuando nuestras empresas conquistaban el mundo comprando activos y deduciendo el fondo de comercio de su base imponible. Ni cuando dábamos incentivos enormes a las empresas extranjeras, o cuando éramos “el país donde es más fácil hacerse rico del mundo”, según un ministro en los 90.Nuestros beneficios fiscales siempre son “reformas” y los de los otros son “evasión”. ¿Quién decide qué es un territorio fiscal bueno o malo? Delaware, Nevada, Wyoming, Luxemburgo, Malta, Chipre, Andorra, Jersey, Irlanda, Lichtenstein, Suiza o incluso Navarra… Todos tienen distintos e importantes beneficios fiscales. ¿Caimán es malo y Luxemburgo bueno? ¿Por qué? 
5) Generan injusta competencia fiscal. Nos hablan de armonización fiscal como la panacea. Excepto que armonización no es el eco de las voces de los Beach Boys cantando Our Prayer, sino que esconde subir los impuestos a todos. Un estado confiscatorio nunca tiene suficiente. Y no ahorra en épocas de bonanza. Es precisamente la competencia fiscal de distintos países la que hace que usted no trabaje para el estado hasta septiembre, como pasaba hace pocas décadas. En 1979, la media del IRPF en la OCDE en el tramo máximo superaba el 67% y el impuesto de Sociedades el 50%, además de impuestos al capital de todo tipo. (pueden leerlo aquí). ¿Era el estado más eficiente antes y la riqueza mayor? No. Hoy, gracias a la apertura y la competencia fiscal, contamos con impuestos muy inferiores. Lo que quieren es volver a 1975, pero con sueldos políticos de 2012.

 
 Presión fiscal sobre las familias. Fuente: OCDE.
6) Competir con los refugios bajando impuestos es una carrera hacia cero. No es cierto. Los refugios fiscales tienen un gasto público que ronda el 25% del PIB. Eso, en sí mismo, imposibilita la carrera hacia cero. En cualquier caso, la carrera debe ser hacia el coste del estado que garantice el servicio que recibimos del mismo. Y no es cierto que los impuestos sean bajos con el esfuerzo fiscal más alto de la UE. Como dice Will Rogers, “lo mejor que se puede decir del sistema impositivo es que, gracias a Dios, no tenemos la cantidad de gobierno que pagamos”.
7) Si queremos se puede acabar con los refugios fiscales. No se pueden poner puertas al campo. Igual que en los 70 -qué cosas tiene la historia- Francia era un refugio fiscal para los ingleses, siempre va a haber un país soberano que atraiga capital de manera eficiente. ¿O se creen ustedes que Bruselas va a imponerle su régimen fiscal a China -Hong Kong-, Singapur, Dubái, etcétera? ¿Cómo? ¿Impidiéndoles comerciar? ¿Con nuestra fortaleza? Por favor. Imponer restricciones al capital nos llevó a la peor recesión después de la Segunda Guerra Mundial... y encima no funcionaba. La evasión fiscal y la economía sumergida en España en los 70 eran superiores a las de hoy con respecto al PIB, según me comentan amigos inspectores de la época.
Otra cosa que me encanta es el tema de la transparencia. Según el Banco Mundial, la mayoría de los mayores refugios fiscales tienen mejor gobierno corporativo y transparencia que… Francia.

 

8) Financian terrorismo y blanqueo de dinero. Este es mi favorito. El Institute of Governance de la Universidad de Basilea hizo un análisis muy detallado de países con alto riesgo de financiación de actividades terroristas y de blanqueo, y de los veintiocho países que identificó solo uno puede considerarse “refugio fiscal”. El dinero de blanqueo y terrorismo siempre existirá, lo que hay que hacer es atacar la fuente, con política de defensa y penal. Por ejemplo, acciones recientes atacando el dinero de comisiones argelinas en empresas estatales de Italia, o que el hijo de un dictador africano se compre dos bloques de pisos en el centro de París. 
 
9) Los refugios fiscales son un chollo. Invertir offshore es caro, cuesta millones de dólares en comisiones, es complejo y arriesgado. Muy arriesgado. ¿Por qué lo hacen entonces? Porque convertimos nuestros países en infiernos donde el riesgo es peor y cuando alguien ha ganado un poco de dinero teme el efecto confiscatorio de esos que hablan de “propiedad privada para uso público” (Griñan) y otras lindezas como “recuperar a Robespierre”. Pues nada, amigos… ¡Adiós! Pregunta de Trivial: ¿dónde están más seguros los depósitos, en Chipre o en Jersey? En Chipre, donde se garantizan hasta 100.000 euros, mientras en Jersey y refugios fiscales similares solo se aseguran hasta 50.000 (libras).
10) Sin refugios fiscales no habría crisis. Las cifras apabullan. Billones y billones. Por supuesto, todos estimados. Y, además, -esto es muy importante- confundiendo activos con pasivos y capital acumulado con beneficio anual. Porque muchos suman deuda y activos de los multimillonarios. Pues bien… usemos dos cifras. Ocho trillones de dólares, según el Boston Consulting Group y 21 trillones, según Tax Justice -que tiene un pelín de interés en inflar la cifra-. Pero no importa. Asuman que esas cifras son ciertas y que todas fueran de ciudadanos de la OCDE y póngales un impuesto del 20% -por ser generosos- que, por supuesto, sería aplicado una sola vez por ser capital acumulado, no anual. ¿Qué nos encontramos? Que con todo lo recaudado no se cubre el déficit de los últimos tres años de la OCDE. Que si Obama recaudase el 20% de lo que dicen que tienen las empresas americanas en cuentas extranjeras, no llegaba a cubrir el déficit de 2012.
Patriotismo fiscal o patrioterismo confiscador
Reparto. Redistribución. Siempre, por supuesto, partiendo de la base de que su dinero no es suyo y su éxito, inmerecido. Supongo que eso lo juzgan desde el conocimiento y experiencia como emprendedores. Yo no lo acepto. Pago más de la mitad de mis ingresos en impuestos en dos países y no quiero redistribución, quiero oportunidades de ganar y crecer.
Prefiero que la gente pueda invertir con garantías, no con inseguridad, clientelismo y confiscación de beneficios.
No me vale el supuesto anti-patriotismo del que “se forra en nuestro país” -mucho habría que discutir ahí- y deposita dinero donde se pagan menos impuestos en perjuicio de los “pobres ciudadanos a los que les bajan las pensiones y recortan sanidad”. Los recortes de hoy son causa del despilfarro del pasado, no de los refugios fiscales. Los aeropuertos inútiles, puertos de Laredo, estatuas ridículas y obras de megalomanía oligárquica. Se deben a la pésima gestión estatal de unos ingresos de burbuja que asumíamos que iban a ser eternos. La salida de depósitos de la UE no se debe al egoísmo, sino a que las condiciones de inversión son atroces y los impuestos crecientes.
Contra los paraísos fiscales, no seamos infiernos fiscales
Compitamos. Atraigamos capital. No inventemos cuentos pensando que Hong Kong o Singapur van a ser como España. Exijamos transparencia, por supuesto. Pero colaboremos y trabajemos para atraer ese capital a nuestras fronteras. No intentar confiscarlo. Porque no va a funcionar.
La globalización, la libre circulación de capitales y el comercio han hecho posibles losderechos que muchos hoy reclaman. Los refugios fiscales no florecen si no tenemos políticas confiscatorias y desprecio al éxito. Volver a los controles de capital, la política del avestruz y el estado paternalista nos llevan a la igualdad en la miseria.
Para mí, es evidente. Buscar la igualdad a cualquier precio es desincentivar la creación de riqueza y empobrecer a todos. Atraer capital y crear riqueza, mejorando la renta disponible de todos, genera más oportunidades y crecimiento. Unirnos en la pobreza para sostener un estado elefantiásico solo nos lleva a otra depresión.
Hace ya muchos años el genio del humor, Chumy Chumez, decía “los españoles no ahorran, son unos manirrotos, se lo gastan todo en impuestos”. Nada ha cambiado. Contra los paraísos fiscales no seamos un infierno fiscal. Que tengan un buen fin de semana.
(*) Trillones americanos, billones europeos

Daniel Lacalle en El Confidencial

El presidente de Chipre asegura que no saldrá del euro y critica dúramente al Eurogrupo



El presidente de Chipre, Nicos Anastasiades, ha asegurado este viernes que su Gobierno no tiene "ningúna intención" de abandonar el euro y que el rescate acordado con la Unión Europea "ha evitado el riesgo de bancarrota".
"No tenemos ninguna intención de salirnos del euro", ha declarado el presidente durante una conferencia ante funcionarios del Estado en Nicosia.
"De ninguna forma vamos a hacer experimentos con el futuro de nuestro país", ha añadido Anastasiades, quienha criticado duramente al resto de los 17 socios de la Eurozona por haber impuesto al país "unas demandas sin precedentes que han convertido a Chipre en un experimento".
En todo caso, ha asegurado, el país ha "evitado el riesgo de bancarrota" gracias al acuerdo de rescate con la UE, y "la situación, pese a toda esta tragedia, está contenida".
Las declaraciones del presidente se ha producido un día después de la reapertura de los bancos de Chipre, después de permanecer cerca de dos semanas cerrados mientras el Gobierno negociaba las condiciones del rescate con la UE, que ha conllevado una quita a los mayores depósitos bancarios del país.
Aparte, el rescate viene acompañado por una serie de restricciones a la retirada de capitales de los bancos que el Gobierno de Chipre espera ir "levantando poco a poco" durante un plazo de un mes, según ha declarado el ministro de Asuntos Exteriores, Ioannis Kasoulides.
La Comisión Europea (CE) respaldó ayer jueves los controles de capital impuestos por Chipre, pero advirtió de que no deben mantenerse más tiempo del "necesario" y que vigilará "de cerca" la necesidad de "extender la validez o revisar" estas medidas.

El líder del Eurogrupo propone usar la vía chipriota en otros países


Dijsselbloem aboga por dejar caer a bancos y más quitas a los depósitos en otros países

Barroso justifica el recorte al “inmenso sistema financiero” chipriota porque era insostenible

El FMI destaca que se trata de "una solución duradera" gracias a "un plan creíble e integral"

Guindos celebra que el plan del Eurogrupo “disipa todas las dudas” sobre la UE



El presidente del Eurogrupo y responsable del Ministerio de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem, ha declarado este lunes que la vía escogida para Chipre, donde por primera vez en la crisis del euro se prevé dejar caer a uno de los grandes bancos de un país y se imponen quitas a los grandes depositantes e inversores, podría extenderse a otras entidades de la eurozona en problemas. Con ello, Dijsselbloem defiende que ya no serán los contribuyentes los que tengan que pagar las reestructuraciones de la banca. Por la parte contraria, supone un serio aviso a navegantes contra aquellos que tengan su dinero apostado en la banca, ya sean accionistas, bonistas o cuenten con más de 100.000 euros en la cuenta, ya que sufrirán grandes pérdidas si las entidades necesitan ser rescatadas. 
“Sacar el riesgo del sistema financiero y hacerlo caer sobre las espaldas de los contribuyentes —tal y como ha sucedido hasta la fecha con Irlanda y con España— no es la aproximación correcta” al problema, ha declarado Dijsselbloem al Financial Times y a Reuters. “Si queremos tener un sistema financiero saludable y sólido, la única manera de conseguirlo es decir: ‘Mira, si has asumido riesgos ahora debes lidiar con ellos’. Y si no puedes, es que no deberías haber tomado y estas consecuencias son el fin de la historia”, ha añadido. “Esta aproximación es la que yo creo que, ahora que hemos dejado atrás el corazón de la crisis, es la que deberías tomar”, ha concluido tras una semana entera en la que los líderes europeos insistían en que el caso de Chipre era "único y excepcional". Pero se ve que no tanto.
"Debemos aspirar a un marco en el que nunca tendrá que considerarse la recapitalización directa de las entidades... Si tenemos más instrumentos que permitan el rescate con fondos propios, la necesidad de la recapitalización directa será más y más pequeña", ha añadido. "Estoy bastante seguro de que los mercados van a ver esto como un enfoque sensible, muy concentrado y directo, en lugar de un enfoque más general", ha concluido Dijsselbloem. Ante el revuelo causado por sus comentarios, un portavoz del jefe del Eurogrupo citado por Efe ha asegurado que "no dijo nada sobre patrones en la entrevista" y recalcó que el caso de Chipre "es único".
Las palabras de Dijsselbloem, que rompe con el principio de las entidades demasiado grandes para caer —léase Bankia— con el que que los líderes europeos justificaban las multimillonarias ayudas públicas, han tenido un impacto inmediato en los mercados financieros. En los parqués, se han disparado las ventas, sobre todo sobre los propios bancos. Entre los principales índices europeos los que más han sufrido por el cambio de rumbo del líder del Eurogrupo, que ha tenido un estreno aciago en el cargo, han sido Madrid, que ha llegado a ceder un 2,6%, y Milán, que ha caído en la misma proporción. De nuevo, el peso que tienen las entidades financieras en estas dos Bolsas ha sido determinante para colocarles al frente de los números rojos que han atravesado toda Europa. La posibilidad de seguir explorando la vía chipriota en otros países también ha pasado factura a la deuda, donde ha aumentado la presión contra España e Italia.
De hecho, la Comisión Europea sigue insistiendo en la excepcionalidad de las medidas adoptadas por el Eurogrupo en Chipre y recuerda que este diminuto país ha estado muy cerca de la bancarrota para justificar el hachazo a su sector financiero. “El país ha estado muy cerca de la bancarrota, pero ya hemos puesto una barrera y ahora tenemos que ir más allá de garantizar la estabilidad financiera de Chipre”, ha asegurado el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, en su primera comparecencia para hablar del pacto logrado. La isla, considera el presidente comunitario, habría quebrado esta semana si no se hubiera encontrado una solución.
El responsable del Ejecutivo europeo cree que el “inmenso sistema financiero” chipriota no era sostenible y por eso se ha decidido recortarlo. El presidente admite que las prácticas de lavado de dinero que se han estado desarrollando durante mucho tiempo en el país —en buena medida por parte de oligarcas rusos— son “una fuente de preocupación”, pero que el país se ha comprometido a someterse a una evaluación independiente sobre el cumplimiento de las reglas antilavado de capitales.

A cambio, Barroso pide al resto de países solidaridad con Chipre, entre otras cosas con inversiones dirigidas a la isla. También que los Estados le brinden su experiencia para reconstruir “una economía real”. El presidente del Ejecutivo ha rehusado precisar cuándo el país logrará reducir el tamaño de su sector financiero hasta los niveles que le ha impuesto el Eurogrupo y lo ha supeditado a cómo el país aplique los acuerdos.
Desde Alemania, la canciller, Angela Merkel, ha celebrado el rescate y ha defendido que obliga a pagar a los responsables de los problemas. “Así es como tiene que ser”, remachó. El ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble ha afirmado que "será capaz de estabilizar la situación de Chipre". Según ha añadido, es "mucho mejor" que el pactado hace una semana y que afectaba también a los pequeños ahorradores. "Anastasiades —el presidente chipriota, Nikos— comprendió que no eran solo Alemania y el FMI los que querían un autorrescate, sino también los demás", ha asegurado.

Guindos celebra el acuerdo

Para el ministro español de Economía, Luis de Guindos, el acuerdo “disipa todas las dudas” y es “bueno para el conjunto de la Unión”. Además, ha augurado, como así ha sido, que los mercados lo acogerían “positivamente”. El representante del Gobierno en el Eurogrupo ha celebrado, además, que "garantiza los depósitos por debajo de 100.000 euros" y "establece unas condiciones que son adecuadas desde el punto de vista del tratamiento de la economía chipriota".
"Se han combinado las necesidades de financiación de la economía chipriota con la necesidad de reducir su sector financiero", ha asegurado el ministro de Economía. El rescate de Chipre, ha concluido, "pone de manifiesto que cuando queremos somos capaces de ponernos de acuerdo".
Por su parte, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, considera que el acuerdo, por el que Chipre, a cambio de duras condiciones aún por detallar, recibirá 10.000 millones de la UE, representa una “solución duradera" a través de un plan “creíble e integral” que se dirige al problema central del sistema bancario del pequeño país mediterráneo y servirá “para afrontar las actuales dificultades económicas en el país".

No somos Chipre, pero pagamos como ellos.


Ayer, la Unión Europea decidió rescatar al gobierno y a los bancos chipriotas al más puro estilo Western. Paga, a punta de pistola como sabemos de primera mano por lo ocurrido en España con Bankia, el ciudadano; se salvan los de los espolones, es decir, los que han prestado dinero a los bancos y al propio Gobierno de Chipre.

Los números del rescate de Chipre
Chipre necesitaba 17.000 millones de euros para rescatar a sus bancos y al gobierno. La Unión Europea a puesto 10.000 millones con la condición de que Chipre pusiera el resto. ¿De dónde se saca ese dinero? Se decidió que fueran los depositantes los que corrieran con el gasto. 9'9% para los que tuvieran más de 100.000 euros en sus cuentas, y un 6,5% los de menos. España ha puesto 1.300 millones del bolsillo de sus  contribuyentes, que acumulamos, dicho sea de paso, a la saca de deuda, con su respectivo pago de interés.
Con esta medida, que recordemos es un robo a los ciudadanos ahorradores, recaudarán 5.800 millones. 
Hace escasos meses, la Unión Europea dijo: "No se va a tocar a los depositantes".  

¿Quién debería haber pagado? 
Como siempre, los que han arriesgado, los que han prestado a los bancos y los tenedores de deuda chipriota. Adicionalmente, por supuesto, los accionistas de los bancos probablemente debieran quedarse en nada o muy poco y los deudores convertirse en accionistas.

¿Y si ocurriese en España?
Da miedo escuchar a Mariano Rajoy decir que en España no puede ocurrir lo mismo que en Chipre. Como hemos venido observando, cada vez que ha hablado de una forma similar, ha ocurrido lo contrario a lo que dijo. Véase sino la subida del IVA y otros impuestos, bajada de pensiones. 

Hace casi un año que comenzamos este blog, con la finalidad de informar de los riesgos derivados de la putrefacción del sistema bancario español. Durante este año, hemos visto cómo se rescataba Bankia, como se realizaban injustos recortes sociales para pagar la deuda que ese rescate produjo. 
Ahora, vemos como los chipriotas han perdido poder adquisitivo, y se les ha quitado un dinero que tenían garantizado. Recordamos que en España el Fondo de Garantía de Depósitos nos protegía los 100.000 primeros euros en caso de quiebra bancaria. En Chipre, como ya hemos dicho, a estos ahorradores les han quitado el 6,5% de algo que, en principio, tenían asegurado. 
Ahora toca hacer apuestas. Mañana deberían estar los bancos abiertos en Chipre, y los depositantes podrían hacer con su dinero lo que quisieran, ya que, como ha dicho la Unión Europea, aquello no es un corralito. Ya sabíamos que una medida de este tipo se iba a aprobar en sábado. A ver cuáles son las que se toman el lunes posterior, y entonces, sacaremos conclusiones.

El rescate del Eurogrupo a Chipre con 10.000 millones provoca el primer corralito de la Eurozona


Los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro acordaron un rescate de 10.000 millones de euros para Chipre, pero a cambio de la ayuda multimillonaria de sus socios, el nuevo Gobierno de Nicosia ha tenido que cruzar una línea roja y aceptar una quita a todos los depósitos. El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, informó tras más de diez horas de negociaciones que el rescate incluye "ambiciosas medidas" en el ámbito de la consolidación fiscal, las reformas estructurales y las privatizaciones, así como "acciones determinantes" para salvaguardar la estabilidad financiera.

El nuevo presidente de Chipre, el conservador Nikos Anastasiadis, ha permanecido en Bruselas tras la cumbre europea para seguir de cerca las negociaciones y estar en contacto permanente con su ministro de Finanzas de Chipre, Michalis Sarris. Finalmente, el Eurogrupo ha logrado reducir el monto total de la asistencia de los 17.000 millones de euros inicialmente calculados hasta 10.000 millones de euros, explicó Dijsselbloem.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha explicado que propondrá "una contribución" de la institución al rescate, aunque no ha podido adelantar la cantidad, dado que la propuesta acordado hoy "es sostenible" en el interés de la economía chipriota, provee la financiación apropiada y distribuye adecuadamente la carga con las quitas sobre los depósitos.

El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, señaló que, a su entender, el Gobierno ruso está dispuesto a contribuir al rescate mediante la reducción de las tasas de interés del préstamo concedido a Chipre, pero que "no he visto hasta ahora voluntad de ir más allá". Los Diecisiete pactaron un paquete de medidas que incluye un impuesto extraordinario del 9,9% sobre los depósitos de más de 100.000 euros y uno de 6,75% para los de menos, así como un aumento del impuesto de sociedades del 10% al 12,5%. 

Al ser preguntado por el hecho de que con esta medida los depósitos de hasta 100.000 millones de euros ya no quedarán garantizados por fondos de garantía de depósitos como establece la propia Unión Europea (UE), Dijsselbloem explicó que es una "situación especial" y que el gran tamaño de su sistema bancario requirió un "programa específico". La tasa se aplicará una sola vez y se impondrá para depositantes residentes y no residentes de Chipre.

Impuesto elevado, por el tamaño del sector bancario de Chipre
Dijsselbloem explicó además que la tasa especial sobre los depósitos permitirá aportar unos 5.800 millones de euros, mientras que el miembro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) Jörg Asmussen dijo que el impuesto se impondrá a partir del martes. También explicó que las tasas serán "congeladas" para garantizar que puedan ser recaudadas, pero que el resto de los depósitos estarán "libremente disponible" para los clientes.
El Banco Central de Chipre tiene ya un "plan de contingencia" para controlar los flujos de depósitos diarios y evitar huidas de capital, señaló Asmussen. El Eurogrupo explica que el impuesto tan elevado se ha tenido que aplicar dado el gran tamaño del sector bancario de Chipre. El ministro chipriota de Finanzas dijo en rueda de prensa tras la reunión que con todas las medidas de recaudación que aplicará Nicosia el país llegará a los 17.000 millones de euros que necesita. Sarris aseguró que la decisión de aceptar las quitas, a las que Chipre siempre se opuso, "ha sido muy difícil", pero recalcó que se podría haber perdido mucho más dinero en una bancarrota del sistema bancario o del país.
Dado el gran tamaño de la banca chipriota con respecto a su PIB, habrá una "reducción apropiada" del mismo hasta alcanzar la media de la Unión Europea (UE) de cara a 2018, indicó. También hay un acuerdo sobre las subsidiaras griegas de los bancos chipriotas, mediante una transacción de adquisición de activos y asunción de responsabilidades sin ninguna carga para la deuda helena.
El presidente del Eurogrupo dijo que la eurozona confía en que el rescate y su "estricta implementación" permitirá que la deuda pública de Chipre, que se prevé alcance el 100% del PIB en 2020, permanezca en una vía sostenible, mejorarán su potencial de crecimiento y garantizarán estabilidad financiera a largo plazo. El Eurogrupo espera que el consejo de gobernadores del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) apruebe la propuesta para el marco de la asistencia financiera hasta la segunda mitad de abril.
En cualquier caso, explicó, los depositantes recibirán como compensación acciones por el valor equivalente a la quita que tendrán que asumir los clientes. El rescate establece además un aumento del impuesto anticipado sobre las rentas del capital, la reestructuración y recapitalización de bancos y quitas para los tenedores de deuda júnior. El rescate prevé "medidas excepcionales" para hacer frente a la frágil situación del sector bancario, pero sin poner en riesgo la sostenibilidad de la deuda del país, dijo Dijsselbloem.

En VozPópuli

¿Esquema Ponzi en la economía mundial?


Tenemos unos pocos años para cambiar nuestro dinero por “cosas”.
La monetización de la deuda (crear dinero para que se compre la deuda propia o ajena) está siendo, tras unos titubeos iniciales, el arma de los distintos gobiernos para solventar esta crisis. Se puede llegar a casos antológicos como lo que les espera a los USA el próximo año: 3/4 de la nueva deuda del 2013 se estima que será comprada por la FED (creadora de dinero) para así poder mantener artificialmente los tipos de interés bajos.
El esquema de Ponzi que se está generando es monstruoso. En vez de desapalancarnos, seguimos apalancándonos, aunque de distinta forma. Nos encantaría equivocarnos, pero el trabajo de Keneth Rogoff no deja lugar a dudas: la deuda se paga.
Algunos argumentan que los gobiernos detraerán de forma tranquila y bien programada el exceso de liquidez para que no se genere inflación. Nosotros lo dudamos. En los sectores más básicos ya se aprecia inflación, aunque todavía no haya llegado al cliente final, pero tarde o temprano aparecerá, y puede ser muy fuerte.
Y si estamos en lo cierto, ¿cómo protegerse? Dejando una cantidad adecuada en liquidez, y el resto en activos como oro, acciones estables, vivienda (sí, vivienda, que podrá ser o no ser en España) o REITs (especie de fondos inmobiliarios), arte, hedge funds…, cualquier cosa menos bonos.
Afortunadamente, todavía tenemos tiempo para esto, pero estén atentos por si el movimiento se precipita y las principales monedas dejan de dar valor.